Beneficios de la esterilización en mascotas.

La esterilización tanto en perros como en gatos, posee bastante misterio y falsos conceptos a su alrededor.


Las ventajas que ofrece la esterilización opaca al 100% los mitos que hay detrás de esta cirugía; en especial en el caso de las hembras.

Los propietarios ante la recomendación del médico veterinario de castrar a su mascota recibe comentarios como: “Pero pobrecito…si es quitarle la masculinidad”, “Ay no Doctor pero si no ha tenido bebés, después le va a hacer falta ser mamá”.

Beneficios para las hembras.

Cuando una hembra entra en celo tendrá cambios en su conducta y cambios en su sistema reproductor que suelen ser incómodos para los propietarios.

Se observará la vulva inflamada y habrá un flujo teñido de sangre que ocasionará que muchos de los dueños dejen a las hembras en estos días en el patio sin acceso al interior de la casa.

No se les podrá sacar a pasear ya que llamarán inmediatamente la atención de los machos por las feromonas liberadas y días después de la aparición del sangrado ellas también estarán inquietas, con deseos de escaparse, orinarán lugares donde usualmente no lo hacen y hasta pueden poseer una actitud agresiva hacia sus dueños.

Estos cambios se deberán a las hormonas liberadas durante su ciclo.  Una hembra esterilizada no tendrá estos cambios de comportamiento, no atraerá a los machos, no podrá quedar embarazada y no volverá a tener el sangrado por la vulva.

Durante los días que se encuentran en celo, los dueños deben de ser cuidadosos de no dejar libre a su mascota o que un macho logre tener contacto sexual con ella, ya que la posibilidad de una gestación no deseada es sumamente alta.

Cuando la hembra da a luz a los cachorros, habrá muchos dueños que se harán responsables de ellos hasta encontrarles un hogar, pero otros dueños no tendrán esta actitud tan responsable y los dejarán en la calle en donde un porcentaje no sobrevivirá muriendo de hambre, frío y enfermedades.

El otro porcentaje se convertirá en lo que llamamos “animales de la calle”, causando que cuando crezcan al no haber sido esterilizados se cruzarán con otros de su especie aumentando la sobrepoblación de animales callejeros que tenemos hoy en día.

Y aunque hay varias instituciones y Médicos Veterinarios que trabajan arduamente en campañas de castración en lugares de riesgo social no significa que se los debamos dejar todo a manos de ellos, ya que los propietarios deben de hacerse responsables de sus propias mascotas.

En muchos países el exceso de cachorros requiere la eutanasia de un gran número de animales no deseados, por tanto el control del celo de las mascotas tiene una gran importancia socioeconómica.

Además de este problema, se incrementan los casos de animales atropellados, deposiciones en las calles, aceras, parques; y al no tener un control de salud se vuelven portadores de enfermedades, parásitos internos y externos, agregando también un riesgo de salud.

En el caso de que los dueños decidan detener la gestación mediante productos abortivos también estos para la madre pueden provocarle alteraciones que deben de tomarse en cuenta.

Para la interrupción de la gestación se pueden utilizar estrógenos, prostaglandinas, entre otros, y aunque son sumamente eficientes todos presentan el riesgo de que se presenta una piometra iatrogénica (es decir, una infección en el útero), supresión de la médula ósea, infertilidad y celos prolongados.

Pero definitivamente los beneficios en la salud y en la calidad de vida de las hembras es el motivador principal por lo cual los propietarios recurren a esterilizar a sus mascotas. Al castrarlas se evitan o disminuyen los riesgos de contraer enfermedades tales como cáncer de glándula mamaria, infecciones uterinas, transmisión de enfermedades venéreas, entre otras.

Sabemos que en humanos el cáncer de mama (seno) ha cobrado la vida de muchas mujeres y no es necesario haber tenido una persona cercana para saberlo, ya que organizaciones como FUNDESO y la CCSS se han encargado mediante publicidad masiva que cada uno de nosotros estemos conscientes del riesgo de no realizar regulares mamografías sin importar la edad.

En caso de las mascotas, son los propietarios quienes deben hacerse cargo de que se les realice este chequeo, ya que el tipo de tumor más común en las perras no esterilizadas son tumores malignos (cancerígenos) de las glándulas mamarias. Se ha demostrado que de la totalidad de tumores que puede presentar una perra el 35%-50% son de glándula mamaria.

Las últimas 2 glándulas (cuarta y quinta) son las más comúnmente afectadas y muchas veces los dueños los confunden con grasa. Son hallazgos normales en la revisión general veterinaria. Cuando estos tumores han hecho metástasis; usualmente a los ganglios linfáticos del pulmón, el pronóstico es grave.

El riesgo de desarrollar tumores de glándula mamaria se asocia al estímulo de la hormona Estrógeno. El estrógeno es necesario para el desarrollo normal de la glándula mamaria, pero también se ha demostrado que está implicada en las etapas iniciales del desarrollo del cáncer que conduce a los tumores años adelante.

Además, una vez ya formados los tumores los estrógenos le brindan un estímulo a los mismos que contribuyen el crecimiento y metástasis del tumor.

Esterilizar a las hembras antes de su primer celo disminuye a un 0.05% el riesgo de desarrollar tumores de glándulas mamarias, mientras que si se esteriliza después de su primer celo el porcentaje incrementa a un 26% de probabilidades de sufrir cáncer mamario en algún momento de su vida.

Por tanto los dueños tienen un papel importante en la salud de su mascota, el efecto de una castración temprana es substancial y las hembras que no piensan ser utilizadas para cría deben de ser esterilizadas antes de su primer celo; es decir antes de los 6-7 meses de edad.

Otra enfermedad que se puede prevenir mediante esterilización es la Hiperplasia Endometrial Quística (HEQ), la cual consiste en el incremento de la actividad, tamaño y por tanto la secreción de las glándulas del endometrio produciendo un acumulo de líquido de diferente naturaleza dentro de los cuernos uterinos.

Se le denomina Mucómetra cuando el contenido es de tipo moco, Piómetra cuando el contenido es pus producido por bacterias especialmente la Escherichia coli proveniente de la flora bacteriana vaginal.

La causa de esta enfermedad se asocia a un desequilibrio hormonal progresivo unido a la sensibilidad del útero a la progesterona.

La HEQ; en especial del tipo Piómetra es grave y atenta contra la vida de la mascota. Debido a la infección provoca un cuadro de septicemia y endotoxemia que puede desarrollarse en cuestión de horas, días o semanas, por esta razón es tratada como una emergencia.

Los signos que los propietarios observan son la anorexia, vómitos, depresión, toman mucha agua, orinan mucho, distensión y dolor abdominal. Es muy común que estos signos aparezcan 4-6 semanas después de haber estado en celo.

La Piómetra puede ser clasificada como cerrada o abierta; en donde la “abierta” se observa una secreción purulenta con sangre que sale de la vulva, mientras que la “cerrado” no hay descarga siendo aún más grave al mantener todo el pus dentro del útero de la hembra.

El tratamiento puede ser mediante la aplicación de hormonas (en el caso que los propietarios tengan deseos de seguirla reproduciendo por fines económicos) o mediante la esterilización.

El problema es que el panorama de esta esterilización es muy diferente a que cuando se hace en una paciente sana, que no está deshidratada, septicémica y con posibilidades que ese útero se rompa y caiga a cavidad abdominal el contenido purulento provocando una peritonitis.

Los factores de riesgo de una Hiperplasia Endometrial Quística son hembras que no han sido esterilizadas que tengan entre 6.5-10 años de edad. Se ha demostrado que el 24% de las perras no castradas de 10 años de edad desarrollarán una Piómetra.

Perras que hayan sido sometidas a tratamientos abortivos, o gatas que hayan sufrido de trastornos de pseudopreñez son sensibles a esta enfermedad.

No tan comunes como los tumores de glándula mamaria y las Hiperplasias Endometriales Quísticas, vale la pena recalcar la enfermedad más común de transmisión sexual de los caninos; el Tumor de Sticker.

Este tumor es transmitido mediante la monta de una mascota enferma con otra sana. Las hembras ingresan a consulta por una masa que sale de la vulva.

Este tumor tiene afinidad a zonas como genitales, ojos y boca teniendo como forma característica similar a la coliflor y sangran con facilidad. El tratamiento para estos tumores es mediante la quimioterapia.

Beneficios para los machos.

En el caso de los machos, muy pocas veces se habla de los beneficios que esta cirugía les brinda. Primero que todo y al igual que en las hembras ayuda a evitar las gestaciones no deseadas y por tanto reducir la sobrepoblación canina y felina callejera.

Un macho esterilizado posee un carácter más estable, ya que no tiene la necesidad de perseguir a las hembras que están en celo.

Al eliminarse los testículos se elimina la producción de testosterona; la cual es la hormona que los hace ser territoriales; por tanto se eliminarán las peleas con otros perros y el marcaje de territorio mediante la orina.  Por tanto tienen una conducta más apacible.

Se reducen las escapadas fuera de la casa en busca de hembras o marcaje de territorio, favoreciendo a una disminución de riesgos de atropellos, pérdidas, intoxicaciones, agresiones por otros perros/gatos, traspaso de enfermedades como Leucemia Felina y Tumor de Sticker.

En machos este tumor se encuentra en la base del pene, boca y ojos. Reduce enfermedades de la próstata, que son muy frecuentes en machos geriátricos no esterilizados.

Comentarios "como se volverá sedentarios" y "cambiará su forma de ser", "sufren si no tienen la experiencia de ser mamá", "no crecerá lo suficiente si se hace muy joven", etc son mitos sobre la esterilización que deben de ser eliminados de nuestras mentes y comprender que este procedimiento brinda grandes ventajas en la salud de las mascotas.

Dra. Andrea Jiménez Borrero Médico Veterinaria
  • - Máster en Medicina Interna Canina y Felina
  • - Máster en Dermatología Felina
  • - Experta y Técnica en Terapia Asistida
  • - Entrenadora de Perros de Asistencia