Necesidades medio ambientales de los gatos.

Durante la consulta felina suele surgir una pregunta muy común: Doctora, mi gato quiere salir y siento que tenerlo encerrado es maltrato ¿Qué hago?


Foto de portada por Tomas Ryant en Pexels

Me tomo el tiempo que sea necesario para aliviar esta preocupación y ofrecerle todo el apoyo e información necesaria, porque sé que lo hace buscando lo mejor para su mascota.

Los gatos indoor son aquellos que pasan el 100% del tiempo dentro de su hogar y el patio del mismo. Los gatos outdoor son aquellos que sí salen de su casa por cuenta propia, sin vigilancia de sus propietarios.

Los beneficios de un gato indoor son muchísimas, pero les compartiré una que es verdaderamente significativa, y es que este gato puede vivir por más de 14 años con su familia.

Mientras que un gato outdoor sobrevive entre 4 y 7 años. ¿Por qué la gran diferencia?. Por la cantidad de riesgos fuera de su hogar como las peleas con otros gatos, los ataques de perros, atropellos, intoxicaciones, personas malintencionadas, extravíos, enfermedades virales, entre otros.

Mantener un gato con acceso libre al exterior es una decisión de sus dueños, en donde influye mucho las costumbres locales, el conocimiento de la especie felina, las ordenanzas del condominio así como la seguridad del gato en el entorno (depredadores o la presencia de muchos gatos callejeros). Los propietarios sienten que los hacen sufrir al no dejarlos salir y su preocupación es legítima.

Parte del bienestar animal es brindarle a un este todas las posibilidades de expresar las características propias de su especie; en otras palabras dejar al gato ser gato. Parte vital de la especie felina es su instinto de depredación, el cual satisfacen al salir y cazar. Por lo que aquí es donde los dueños se sienten en una disyuntiva: ¿Dejo salir a mi gato para que pueda ser gato? o ¿Lo mantengo en casa para protegerlo de todos los riesgos del exterior y le brindo una vida larga y saludable?

La respuesta que les doy en la consulta es: ¿Qué tal brindarle a tu gatito todo lo que necesita dentro de tu casa para ser feliz, satisfacer sus necesidades felinas y, además, mantenerse lejos de los riesgos del exterior?

Mientras que un gato outdoor sobrevive entre 4 y 7 años. ¿Por qué la gran diferencia?. Por la cantidad de riesgos fuera de su hogar como las peleas con otros gatos, los ataques de perros, atropellos, intoxicaciones, personas malintencionadas, extravíos, enfermedades virales, entre otros.

Veámoslo de esta manera, si no dejas salir a tu gato pero además no satisfaces sus necesidades medio ambientales dentro del hogar, no estás velando por su bienestar animal. Para esto necesito explicar los pilares de las necesidades medioambientales de un gato, ya que de aquí partiremos para poder darle una vida feliz, saludable y libre de estrés a tu gatito

1. Proporcionar un lugar seguro.

La tranquilidad la podemos obtener en un lugar que nos libre del miedo y la ansiedad; es decir que no percibamos amenazas. Por lo que el sentimiento de seguridad es distinto en cada especie y, para hilar aún más fino, en cada individuo.

Para un gato, que su instinto es ser depredador y territorial, su lugar seguro será aquel en donde pueda ver amenazas potenciales pero a la vez permanecer aislado sin ser fácil de visualizar. Por estas características, dichos lugares también pueden funcionar como áreas de descanso y sueño. Dentro de nuestros hogares esto lo podemos lograr en áreas elevadas como lo son estantes aéreos y muebles.

¿Cuántas veces te has encontrado a tu gato observándote desde arriba de la refrigeradora o analizando al perro desde un mueble alto en la sala? Desde ahí pueden ver cada uno de nuestros pasos, o el de los niños, perros y otros gatos con que conviven, por lo que se sentirá confiado que ante cualquier amenaza él no será de fácil acceso. Esto le da seguridad en sí mismo y del ambiente que lo rodea.

Gatificar la casa es un concepto que me encanta, ya que le brinda muchísimas opciones a tu gato para sentirse a gusto y abre la opción de un mundo vertical completamente para ellos. Gatificar tu casa es adecuarla para que los gatos vivan allí de manera adecuada.

No se puede hablar de gatificar si no se habla de las áreas esenciales de la casa para un gato, de lo cual hablaré más adelante, pero para iniciar hablaremos de crear un mundo vertical.

Gatificar tu casa es adecuarla para que los gatos vivan allí de manera apropiada.

Significa ofrecerle una opción aérea a tu gato. Lo ideal es darle la posibilidad de movilizarse por una habitación que disfruta o que la familia en general lo hace, pero sin la necesidad de tocar el suelo. Esto lo podemos lograr con estantes aéreos y, muchas veces, acomodando un poco los muebles de la casa.

Los estantes deben de ser elevados, con un ancho suficiente y una longitud mínima que le permita al gato estirarse por completo. Un mundo vertical no necesariamente tiene que ser costoso, aunque hay opciones en el mercado con puentes de hamaca, escaleras y áreas de descanso entre ellas que a tu gato le encantarán. Pero también puedes ingresar a plataformas como Pinterest o Instagram, donde encontrarás ideas que se puedan adaptar a tu hogar.

stos espacios aéreos son importantes para todo gato, pero se vuelven imprescindibles cuando tenemos una casa multigatos, con perros, niños o muchas personas conviviendo.

Si tenemos niños en la sala haciendo sus tareas, padres haciendo teletrabajo en la sala y en el cuarto, perros en el patio y con acceso libre a la casa ¿Dónde se va a sentir seguro un gato? ¿Donde podrá esconderse, aislarse del medio ambiente, descansar y sentirse seguro?

La verdad es que reducimos sus posibilidades. Es por esto que podemos colocarles camas, cajas de cartón en la parte superior de los muebles de la casa y conexiones con estantes entre un punto elevado a otro sin tocar el suelo.

Además de este mundo vertical, debemos darles aún más opciones, pues no todas las habitaciones se prestan para esto. En el resto de los cuartos podemos crearles más espacios para esconderse con cajas de cartón, colocadas de lado o tapando la entrada de la caja con una cobija a modo de cortina. Dentro de ellos puedes dejarles una de sus cobijas favoritas, una camisa vieja idealmente con el olor de su ser más querido, rociarlo con catnip y dejarle algún treat que disfrute

La jaula transportadora puede ser una excelente opción de espacio seguro, una vez hayamos trabajado con ella y que tu gato lo asocie a uno como tal. A la jaula también le podemos colocar una cobija encima con lo que sentirá privacidad.

Si hay niños en casa tenemos que explicarles que estos lugares son sagrados; si bien nunca se debe molestar al gato, debemos hacer énfasis especial en sus lugares esenciales. Si tienen niños muy pequeños o, como es mi caso, una amante de los gatos que les expresa su amor al "estilo Elvira", les recomiendo colocar los espacios seguros lejos de su alcance, mientras le enseñas que no son lugares para jugar al escondido o sorprender al gato o sacarlo para abrazarlo.

Cualquiera de los ejemplos anteriores tomaría al gato por sorpresa y, ante amenaza, los felinos buscan escapar como primera opción (y en el camino pueden rasguñar sin querer), la segunda opción es en caso de no poder escapar, por lo que atacarán. Por el bien físico de ambos y para evitar lastimar el vínculo afectivo que los une, es que mejor evitemos este tipo de situaciones.

Importante, debe haber por lo menos tantos lugares seguros como gatos en la casa. Un detalle importante es considerar todas las etapas de vida y necesidades particulares de tu mascota.

Para los bebés y para los adultos mayores debemos adecuar los espacios del hogar según su movilidad. Un gatito bebé no podrá subirse a estantes, y un gato mature probablemente tampoco pueda hacerlo debido a que el 80% de gatos mayores de 7 años presentan problemas articulares.

2. Proporcionar recursos ambientales clave en múltiples lugares separados.

Los espacios clave de tu gato son aquellos lugares donde ubicamos el agua, el alimento, el arenero, el espacio de juego y las áreas de descanso.

Cada uno de estos recursos debe tener su propia ubicación, separado uno de otro. La idea es que el gato tenga una segunda opción para cada recurso.

En una casa multigatos esto es imprescindible para evitar riñas por acceso o que un gato evite ir, por ejemplo, al arenero cada vez que lo necesita con el fin de evitar confrontaciones.

Si la casa tiene patio y este es seguro para los gatos, los recursos deberían tener una opción al aire libre (rascador, fuente de agua, arenero o tierra); sin embargo, hay que tener especial cuidado con la comida, lo ideal sería no dejarla afuera para evitar transmisión de enfermedades.

Siempre deberíamos tener un arenero más al número de gatos que tenemos en casa. Es decir, si tenemos un solo gato deberíamos tener dos areneros, mientras que si tenemos cuatro gatos deberíamos tener cinco areneros. La ubicación es igual de importante que la cantidad de areneros en casa.

El lugar ideal es aquel que le de intimidad y seguridad, que no sea un lugar de paso de nuestra casa y que se encuentre alejado de ruidos y movimientos.

Muchos propietarios me dicen en consulta que tienen 2 o más areneros, pero que solo utilizan uno aún cuando esté sucio. Haciendo unas cuantas preguntas me doy cuenta que uno de los areneros lo tienen en la lavandería y el otro en el patio.

En la lavandería hay máquinas que generan mucho ruido lo que puede alterar al gato, y este puede decidir no volver a acercarse allí.

Mientras que en el patio rondan los perros y se siente inseguro de hacer sus necesidades tan cerca de ellos. Realmente en esa casa tienen solo un arenero.

Busquemos lugares que sean silenciosos y que el gato pueda ir sin ser observado. También es importante mantenerlo lo más limpio posible, si el arenero se mantiene sucio, el gato buscará otras opciones para realizar sus deposiciones en lugares que quizás no nos hagan gracia.

3. Proporcionar oportunidad para el comportamiento de juego y depredación.

Los gatos necesitan tener la oportunidad de mantener sus hábitos predatorios y alimentarios incluso aún dentro de la casa.

Te aseguro que aún el más glotón de tus gatos disfrutará muchísimo más alimentarse según su ADN se lo dicte. Para poder brindarles opciones que no sean salir de casa podemos utilizar múltiples herramientas que tanto a ti como a tu gato les van a encantar.

Podemos utilizar la comida para imitar su actividad depredatoria, escondiendo unas cuantas bolitas de alimento en distintos lugares de la casa.

Recuerda que el gato puede comer entre 20-25 veces al día pero en porciones pequeñas, así que para que realmente disfrute y sea interactivo no debes esconder puños de alimento en cada punto.

Puedes lanzar las bolitas del alimento al suelo una por una para que las “cace” mientras ruedan. En el mercado hay platos interactivos felinos, en los cuales el gatito debe de meter su pata y con un movimiento sacar las pelotitas del plato, estos también nos ayudan con los gatitos glotones que se comen de una sola sentada toda la porción que les toca en el día.

El gato puede comer entre 20 y 25 veces al día en porciones pequeñas.

El juego nos sirve, no solo para promover la actividad física, sino también para imitar la conducta de caza.

El clásico juguete tipo caña de pescar es ideal para este fin. Si sabes realmente cómo jugar con él (imitando el movimiento de distintas presas y no ponérselo casi que entre los ojos al gato) este juguete les traerá muchísima diversión a todos.

Acá incluso los más pequeños de la casa pueden participar siendo una interacción bastante segura para ambas partes.

La idea del juego como imitación de la conducta de caza es que debemos permitirle al gato atrapar el juguete como si fuera una presa y luego del juego se le recompensa con comida. Probablemente después de esto quiera ir a descansar. Cuidar este orden es importante ya que así lo haría de manera natural.

El patio es un lugar abierto donde se dan muchas oportunidades de juego libre, las cuales puedes promover acondicionando este espacio para que sea atractivo y que el gato quiera pasar tiempo en el.

Otras opciones son los juguetes interactivos disponibles en el mercado o los juguetes hechos con cajas y rollos de cartón hechos por nosotros mismos. Estos juguetes, ya sean adquiridos o hechos por nosotros mismos, le brindan al gato un reto mental para obtener la comida de su interior.

Además, podemos usar sus juguetes escondiéndolos en cajas de cartón o en otros lugares para que el gato los busque y los capture. Como recomendación, no dejen los juguetes siempre a su alcance ya que se aburrirán rápidamente de ellos.

Lo ideal es rotarlos y, para mantener su atractivo, pueden rociarlos o introducirles catnip o incluso feromonas. Todos los juguetes que tengan cuerdas deben de guardarse tras el tiempo de juego ya que pueden ingerirlos.

4. Proporcionar contacto humano positivo, consistente y predecible.

Los gatos son animales que se benefician de una interacción social amigable, relajada y predecible con los humanos.

Según la genética, así como la socialización desde cachorro y sus vivencias con los seres humanos, será el grado de interacción que tolere.

Algunos gustarán del contacto frecuente, mientras otros prefieren uno de corta duración. Lo más importante para una relación saludable y un contacto positivo es no forzarlo.

Cada gato es único, por lo que aprender sobre lenguaje corporal felino es una herramienta invaluable para tener un vínculo afectivo con tu gato.

Cuando socializamos con gatos debemos permitir que sean ellos quienes elijan cuándo, cómo y de qué manera se producirá el contacto. Una buena manera es sentarse en el suelo, dejar que el gato huela nuestra mano, familiarizándose así con nuestro olor.

Aprender sobre lenguaje corporal felino es una herramienta invaluable.

No intentes llamarlo silbando como haríamos como un perro ya que lo asocia a un siseo de su propia especie cuando están enojados y nos evitará.

Si el gato lo permite, se le podrá dar una caricia suave y lenta en la cabeza o en las mejillas.

Nuestro tono de voz debe de ser cálido y apacible. No debes hablarle en tonos agudos ni muy graves, evita contacto visual y trata de pestañear lento.

5. Proporcionar un ambiente que respete la importancia del sentido del olfato felino.

Para el gato, su olfato es de las maneras más importantes para captar información y para sentirse seguros y cómodos en el hogar.

Los gatos liberan feromonas, las cuales son sustancias químicas que transmiten información entre individuos de la misma especie; ellos las depositan de muchas maneras, una es a través del roce facial y corporal.

Muchas veces habrás visto a tu gato rozar su mentón a los bordes de los sillones, jaula transportadora e incluso sobre ti mismo, esto es porque está tratando de impregnar su olor para darle un sentido de pertenencia. Lo ideal es mantener este tipo de marcaje para tranquilidad del gato y evitar llamarles la atención por hacerlos.

Los rascadores le brindan una excelente opción al gato de depositar su olor a través de las glándulas de sus almohadillas plantares. Otra manera de respetar su sentido del olfato es no utilizar desinfectantes y detergentes con olores fuertes, no utilizar perfumes ambientales y a la hora de lavar sus pertenencias -por ejemplo la cama- siempre mantener un área sin lavar para que conserve su olor. Una vez que el área lavada vuelva a ser marcada por el gato puedes lavar la parte que quedó sin hacerlo. A esto se le llama continuidad olfatoria.

Si un gato no puede expresar sus señales olfatorias porque su dueño insiste en limpiar en donde hace rozado su barbilla, por ejemplo, o perciben olores muy fuertes, pueden aparecer problemas de conducta como marcaje con la orina, exceso de lamido y rascado e incluso enfermedades relacionadas con el estrés.

La AAFP (American Association of Feline Practitioners) y la ISFM (International Society of Feline Medicine) recomiendan una vida entre indoor/outdoor.

Esto lo logramos cumpliendo con los pilares de las necesidades medioambientales y brindándoles enriquecimiento ambiental: social, físico, cognitivo, sensorial y nutricional. Pero además podemos brindarles opciones outdoor de manera segura. Una de ellas es salir pero con pechera y correa ya que de esta manera puedes evitar escapes y controlar la interacción si se acerca otro gato o un perro.

No todos los gatos van a permitir que se les coloque la pechera; sin embargo, es un trabajo de habituación que requiere tiempo y paciencia.

Puedes empezar trabajando aproximaciones a la pechera (sin ponérsela), una vez que se acostumbre a su olor o incluso la haya marcado puedes intentar colocarla gentilmente por un rato dentro de la casa, ofrécele un premio que sea altamente reforzador mientras la tiene puesta. Puedes ir incrementando el tiempo en que tolera la respuesta, siempre acompañado de reforzamiento positivo. Una vez que se haya acostumbrado puedes agregar la correa, de la misma manera que hiciste con la pechera.

Finalmente pueden probar con un paseo al exterior. Trata que sea una experiencia positiva, evitando lugares donde paseen muchos perros o que sea una calle altamente concurrida.

La otra opción para que tu gato disfrute de la vida Outdoor es un Catio o Cat Patio.

Un catio es: un espacio cerrado al aire libre que permite a los gatos tener acceso al exterior pero con límites físicos que prevengan escapes y también que un depredador u otro gato ingrese.

Este espacio les brinda la posibilidad de sentir el aire fresco y la luz solar. En este patio puedes colocarles rampas, hamacas, repisas, rascadores, etc.

Aquí debe de haber un mundo vertical, escondites y áreas de descanso. Incluso puedes tener dentro de él hierbas aptas para gatos. Con respecto a las medidas se recomiendan dos metros cuadrados por cada gato de la casa y una altura mínima de dos metros. Para acceder a él se utilizan puentes o puertas para mascotas.

Un Catio es una excelente opción para que tu gato disfrute del exterior en un ambiente controlado.

En muchos casos, el sentimiento de culpa que sentía el propietario al iniciar la consulta por no dejarlo salir disminuye considerablemente al darse cuenta que hay muchas opciones para que su gato se sienta a gusto en el interior de su hogar. Sin embargo, en otros casos también entran en consciencia de que tal vez se estaban enfocando más de lo necesario en dejarlo salir y no tenían abarcado, siquiera, los elementos básicos como la ubicación adecuada del arenero.

Una mascota debe de traer alegría a la casa y para lograr que ésta se mantenga durante los años venideros tenemos que tomar en cuenta desde la raza, nuestra casa, las características de los miembros de la familia, las responsabilidades que acarrea tener una mascota, entre otros.

Dra. Andrea Jiménez Borrero Médico Veterinaria
  • - Médico Veterinaria
  • - Máster en Medicina Interna Canina y Felina
  • - Máster en Dermatología Felina

  • DABVP, DVMMS. "Directrices de la AAFP y la ISFM sobre las necesidades medioambientales felinas." Journal of Feline Medicine and Surgery 15 (2013): 219-230.
  • Visintini, Andrea V. "Disease Idiopathic."
  • Vivas Alba, Kerby Andrea y Raquel Sofía Vargas Quevedo. "Evaluación de la relación que tiene el estrés en los gatos indoor frente a la presentación de la cistitis intersticial felina." (2008).