Primeros auxilios veterinarios en el hogar.

Muchas veces los propietarios se preguntan qué pueden hacer en caso de una emergencia con su mascota y aunque la mayoría de los casos se requerirá la asistencia de un médico veterinario los propietarios sí pueden ayudar a evitar complicaciones o actuar de una mejor manera ante dicha situación.


Primero que todo hay que prepararse para una emergencia y esto incluye hablar con el veterinario de confianza, ir a charlas sobre primeros auxilios veterinarios, conocer las clínicas abiertas 24/7 y tener un botiquín de emergencias en nuestra casa.

Este botiquín debe ser exclusivamente para las mascotas de la casa y debería tener en su interior:

  • Algodón
  • Pinzas redondas
  • Tijeras de punta redonda
  • Limpieza: Jabón de clorhexidina, Agua oxigenada y Alcohol
  • Jeringas de 1ml, 3ml, 5ml.
  • Termómetro rectal
  • Vaselina
  • Gasa (preferiblemente gasa estéril)
  • Compresas de frío/calor
  • Tape
  • Rollo vacío para entablillar miembros.
  • Paletas (depende del tamaño de la mascota)
  • Sobres de carbón activado
  • Cordón sencillo
  • Guantes
  • Solución salina

Si su mascota padece de alguna enfermedad también sus medicamentos en caso de complicaciones de dicha enfermedad pueden ir en su interior.

El ABCD se le llama al orden en que se debería de seguir al revisar un paciente en una emergencia, y aunque es el médico el que lo hará con más experiencia y presteza en el momento que lo revise, los propietarios en casa pueden realizar un chequeo básico de sus mascotas.

  1. | A | Airways (vías aéreas)
  2. | B | Breathing (respiración)
  3. | C | Circulation (circulación)
  4. | D | Disability (estado de conciencia)

¿Cómo tratar una emergencia con mi mascota?

  1. Revisar vías aéreas

    Tienen que estar libres de cualquier objeto cosa que pueda impedir que el paciente pueda respirar.

    Podemos extender el cuello de la mascota (contraindicado si se sospecha de un golpe en la zona), abrir la boca y extraer cuerpos extraños, acumulo de saliva, sangre, moco, etc.

    Para esto podemos utilizar las gasas del botiquín.

  2. Revise el patrón respiratorio de la mascota

    El patrón respiratorio de la mascota le brinda al médico veterinario importante información.

    Observe a su mascota respirar; como inspira y como espira de manera regular.

    Aunque probablemente no puedan indicarle al veterinario por el teléfono si es una disnea inspiratoria, espiratoria o mixta, pueden decirle la frecuencia en que está respirando, si le cuesta hacerlo y si es durante la inspiración o la espiración que presenta mayor dificultad.

  3. Con respecto a la circulación

    Revise el color de las mucosas. Usualmente se observa en las encías.

    Si la mascota tiene las encías de color negro, se puede chequear en la conjuntiva de los ojos. Si las mucosas se encuentran de color azulado-morado tienen la seguridad que la mascota no se está oxigenando bien.

    Si las mucosas se encuentran de color blanco, puede deberse a un proceso anémico en caso de haber perdido una gran cantidad de sangre o que están en shock.

  4. ​El estado de consciencia.

    Se refiere a si la mascota responde a comunicación verbal o tacto superficial, o solamente a tacto profundo y/o estímulo doloroso.

    También se pueden observar si las pupilas responden ante un estímulo lumínico y el tamaño de las mismas. Si se encuentran contraídas, dilatadas o si tienen diferencia de tamaño.

​Lo ideal es llevar de la manera más rápida a la mascota al veterinario y mientras una persona contacta al médico veterinario de confianza, otra persona se mantenga con ella revisándola y cuidándola.

El médico veterinario es el único que tendrá la capacidad de revisar a profundidad a su mascota y tendrá a mano todo el equipo para tratarlo.

Es importante siempre tener a mano el número del veterinario de confianza ante estas situaciones, él o ella podrá guiarlos y asesorarlos si considera que deben hacer algo en casa.

Sin embargo, no todos los doctores atienden emergencias nocturnas, o pueden no estar disponibles en ese momento: pueden estar atendiendo otra emergencia, su celular se pudo haber descargado, o estar con su hijo con gripe en el pediatra.

Es por esto que los dueños responsables deben de conocer la existencia de las múltiples clínicas que tienen horario extendido o que trabajan 24/7. Hoy en día que un propietario se excuse por no buscar atención médica porque su veterinario no atendió el teléfono, con la gran cantidad de opciones que hay actualmente es una actitud cómoda e irresponsable.

Muchos de los casos que los propietarios sabían que su mascota estaba mal y no lo llevaron a valoración en el momento que lo necesita no tienen un final feliz.

​Tener una mascota es una responsabilidad enorme, ya que ellos dependen totalmente de sus propietarios.

Por lo que deben de estar preparados y actuar de la mejor manera ante una emergencia. Tener el botiquín en la casa les será de gran ayuda, pero los insto a leer, a hablar con su médico veterinario de confianza, asistir a charlas, a educarse para ser los mejores dueños que puedan ser.

Si su mascota necesita atención veterinaria no dejen pasar el tiempo y que se complique más; esto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Finalmente tener a mano los contactos médicos de emergencia y conocer dónde se encuentran ubicadas con antelación es crucial en muchos casos que el tiempo es valioso.

Dra. Andrea Jiménez Borrero Médico Veterinaria
  • - Máster en Medicina Interna Canina y Felina
  • - Máster en Dermatología Felina
  • - Experta y Técnica en Terapia Asistida
  • - Entrenadora de Perros de Asistencia